Final Uefa Liverpool – Alaves

Después de un gran periplo por todas las rondas en la UEFA se acercaba el final del camino, la final, algo que ni el más optimista de los jugadores ni de los vitorianos habría imaginado, cuando unos años antes un grupo de empresarios cogen el club para evitar su desaparición y subirlo a 2º división, estaba siendo la culminación del éxito deportivo de un proyecto, que quería consolidarse en España, aunque su primera parada fuese Europa, los jugadores y cuerpo técnico hacían gala de esta frase que está muy de moda, el partido a partido, por ello hasta que no acabo el partido anterior de liga disputado en viernes en A Coruña, no empezaron a pensar en el partido siguiente, en la gran final que les estaba esperando, en el que probablemente era el partido más importante de la historia del club, y sobre todo de los jugadores y afición, ya que un club modesto pocas veces llega a esas rondas finales.

El equipo se alojo en las afueras, alejado de todo el posible bullicio de la ciudad de Dormund, para poder preparar tranquilamente el partido, tenían la suerte que la afición les acompaño, fueron 8.000 personas a verles jugar aquel partido, la gente se desplazo en tren, avión y coche,  en donde se monto una fiesta en la ciudad para que sus aficionados se sintieran como en casa. El Alavés tuvo que entrenar en varios campos distintos debido a las malas condiciones en las que estaban los terrenos de juego en los que le decían que tenía que entrenar, teniendo que hacerlo con mucho cuidado para que nadie se lesionase. Los nervios empezaron a aparecer la tarde anterior.

Se dice que esta final es la final europea más bonita de todas aquellas que se han disputado en los últimos 20 años, y no les falta razón, es una final en la que hubo goles, acción, y sobre todo muchas emociones durante todo el partido, se hizo una camiseta especial muy parecida a la de Boca Juniors, el equipo salió a jugar con una defensa de 3, debido a que  querían atar en corto a Heskey jugador que iba a recibir muchos balones en largo, en el centro de campo opusieron fuerza, para intentar jugarle de tú a tú al Liverpool sobre todo buscaban las subidas de los laterales para hacer daño, un planteamiento realista, que se ve truncado con un gol en el minuto 4 de partido a balón parado obra de Darbel, y el segundo gol que encaja el Alavés es prácticamente seguido obra de Michael Owen, en ese momento Mané decide quitar a Dan, un central y meter un delantero y volver al 4-4-2 jugando Ivan Alonso por detrás del delantero, y al poco rato de estar en el campo Iván Alonso marca un gol de cabeza a centro medido de Contra, festejo rápido y a sacar rápido para ir a por el partido, pero la alegría duro poco porque fue apagada con el 3-1 gol de penalti cometido por Herrera en un uno contra uno con Owen, el penalti lo metió Mcallister y llego el descanso.

En el descanso Mané empezó a dar la charla oportuna para motivar a los jugadores, pero en un momento dado Desio y Karmona se levantan y les pide al equipo que salgan que disfruten y que lo den todo, que son partidos que solo se viven una vez en la vida y tienen a toda su afición animándoles. En el descanso quitaron a Astudillo para meter al campo a Magno y en 5 minutos le dieron la vuelta al marcador, el primero vino después de una jugada personal de Cosmin Contra, en la que recorto a la defensa del Liverpool en numerosas ocasiones hasta que al final centro par que Javi Moreno rematase a gol, el empate a 3 vino de una falta lanzada por Javi Moreno desde la frontal y lo metió por encima de la barrera, en ese momento empezó de nuevo la final, minuto 50 de Partido y aun quedaba mucha final por delante para poder jugarla, a los pocos minutos quita a un Javi Moreno, para introducir un centrocampista, y darle mas fuerza al centro del campo, porque el Alavés en ese momento estaba jugando con un 4-3-3 y  poder darle un poco de pausa al partido, es un cambio que fue muy criticado, porque Javi Moreno llevaba 2 goles y le estaba saliendo todo, pero la realidad es que Mané, tenía que meter un medio, y no iba a quitar a 2 jugadores que no habían salido de titulares, quito al que había sido titular.

El partido estaba roto, y el Liverpool se fue para arriba y Fowler metió un gol después de una gran jugada individual metiendo el 3-4, pero los vitorianos se recompusieron se vinieron a atacar con todo lo que tenían,  Karmona coge el balón y lo lleva rápidamente al centro del campo, con el paso de los minutos hubo alguna acción discutible cuanto menos como el posible penalti hacia Magno, que le saca tarjeta amarilla al jugador por tirarse, la jugada anterior al 4-4 ese uno contra uno entre Magno y Westerveld estaba al límite de lo reglamentario, pero el árbitro pito córner, el cual fue a sacar Pablo Gómez,  iba el balón alto, y Jordi Cruyff salto muy alto, entre 4 o 5 jugadores del Liverpool , Westerveld sale tarde y no llega al balón, picadita y abajo el balón entra, 4-4 en el marcador.  El Alavés estaba reventado de ir a contracorriente todo el partido, los jugadores estaban muy cansados, además se quedaron con 10 debido a una expulsión posterior de Magno en una entrada en el centro del campo, el equipo estaba muy cansado, Karmona en la última jugada de la prorroga sale a por Smicer en vez de aguantarle cometiéndole una falta al borde del área en el lateral, siendo expulsado quedándose el Alavés con 9, acción fruto del cansancio que acumulaba en ese momento el jugador,  Herrera no avisa a Delfi que está saliendo de puños a por el balón con tan mala suerte que la falta se mete para adentro, estando el balón centrado en un lugar que no había nadie del Liverpool para rematar, en ese momento Delfi se hunde es uno de esos momentos que dices tierra trágame, todos los jugadores se caen al suelo, y se quedan hundidos,  empezando un viaje de vuelta en el que no querían celebraciones puesto que ellos creían que habiendo perdido una final no deberían de celebrar nada. Se equivocaban, Vitoria se volcó con ellos, había gente llenando las calles, solo para animarles  ellos, en todos los sitios a los que iban la gente les daba la enhorabuena, siendo probablemente el subcampeonato, mas celebrado de toda la historia de la competición

 

 

Anuncios